Indice de artículos

Todas las gemas engastadas en la Mónada Jeroglífica han sido cuidadosamente seleccionadas en función, no sólo de su calidad sino, de su significado natal y zodiacal. La Mónada, fabricada artesanalmente en plata, dota de mayor poder a la piedra que sostiene, amplificando su vibración y capacidad sanadora. Tanto si el colgante se usa como pieza ornamental, como si es usado para otros fines (sanación, meditación, etc), el metal plata le otorga un valor y frecuencia vibracional especiales.

El uso de las piedras como vehículo transmisor, sanador, y transmutador, es inmemorial y se remonta a la noche de los tiempos. El reino mineral no es un reino muerto. Tiene sus propias reglas y estructuras. Son un regalo de la naturaleza que es necesario admirar y respetar, como cada átomo de vida del planeta. Y el glifo de la Mónada, representando la unidad cósmica, creemos que es el mejor sostén para nuestras gemas.

Las piedras aquí seleccionadas son sólo una breve muestra del magnífico universo que nuestra tierra esconde en sus entrañas y responden a una clasificación aceptada por la mayoría de los estudiosos de la magia de las gemas. Aprovechamos para mostrar nuestra gratitud a Judy Hall y a Cornelia M. Parkinson por sus enormes trabajos sobre la materia, que nos han servido de inspiración, además de nuestra propia experiencia.

Recuerde siempre, que las piedras pueden llevarse sobre cualquier parte del cuerpo, para que surtan su efecto. Si deciden usarlas en terapia, asegúrense de que pueden y deben hacerlo. Se pueden elaborar elixires también con ellas pero si no es experto en la materia no se lo aconsejemos. Pídanos opinión o consejo si así lo desean. Una regla no escrita pero universalmente aceptada es que aquello que enviemos a nuestro alrededor, nos será devuelto por triplicado.

Lo mejor cuando adquieran su propia Mónada con su gema: déjense llevar por su intuición, independientemente de que la piedra escogida sea su piedra natal o no. No siempre somos nosotros los que elegimos la gema; muchas veces es ella la que nos elije a nosotros. Llévela en la zona del cuerpo que más le apetezca, lúzcala y disfrútela porque es una pieza única y le acompañará siempre.


 

AguamarinaAguamarina

Es una de las dos piedras natales de marzo y alterna de Piscis, como sucede con el hematites. Es de la familia del berilo. Para quien la lleva, el aguamarina produce más sensibilidad y conciencia de las emociones y sentimientos propios y de los demás. Es muy adecuada para aquellas personas que trabajan en puestos relacionados con la autoridad, como políticos, abogados, empresarios, etc.

Alejandrita


Alejandrita

Es la piedra natal alterna para el mes de junio y el signo de Géminis. Es una variedad del crisoberilo. Esta gema puede tener unos cambios de color fantásticos y por eso atrae a aquellos que aman la creatividad y el cambio. Sus vibraciones son muy útiles para potenciar las terapias en las que se usan los colores. Ayuda a sintonizar con las energías de la tierra.


AmatistaAmatista

Es la piedra natal de febrero y la zodiacal de Acuario. Piedra de cuarzo, fue muy apreciada por griegos y romanos. Limpia y amplifica el plano mental y emocional. Da valor a quien la lleva y mejora la autoestima. Estimula la inteligencia y ayuda al control de las energías negativas.


Zirconita


Circonita

Es la piedra natal alterna del mes de diciembre y la alterna a la zodiacal de Sagitario. Es una de las gemas que estabiliza la energía en lugar de activarla, por lo que es óptima para calmar estados de ansiedad y perturbación. Es útil también para tratar sentimientos de culpa y el insomnio. Aumenta la capacidad psíquica.

 


 

DiamanteDiamante

Es la piedra natal de abril y la zodiacal de Aries. Conocido en tiempos de Plinio como 'adamas' o 'adamant', que significa 'lo que no se da', el diamante es la sustancia más dura en la tierra. Ayuda en el discernimiento de aquellos que buscan la perfección. Intensifica y amplifica las otras piedras. Ayuda también a los músculos y al sistema nervioso.


EsmeraldaEsmeralda

Es la piedra natal de mayo y la zodiacal de Tauro. Atrae el aspecto más suave y refinado de los nacidos bajo este signo, produciendo un ambiente calmado y relajado a su alrededor, que se traduce en un ambiente de cooperación y buena voluntad. La esmeralda posee el color de la sanación, el verde. Es eficaz en el tratamiento de trastornos digestivos y enfermedades infantiles, entre otras.


GranateGranate

Es la piedra natal de enero y la zodiacal de Capricornio. Piedra estimada durante muchos siglos, fue llevada en la antigüedad en la garganta, muñeca y frente, por las damas de todas las épocas; desde las egipcias hasta las romanas, griegas y en la época medieval. Simboliza lo constante, la fidelidad y la amistad. Amplifica y equilibra todos los procesos de regeneración.


HematitesHematites

Llamado también heliotropo, es una de las dos piedras natales de marzo y la zodiacal de Piscis. Es una variedad del cuarzo calcedonia. Atrae la paciencia, la fidelidad y la organización. Estimula la valentía y el equilibrio mental. Actúa de manera eficaz sobre los chakras de la base (1 y 2) y el chakra del corazón.


Ópalo

Ópalo

Es la piedra natal de octubre y la zodiacal de Libra. El ópalo es piedra que interactúa con la persona que la lleva. En él se cumple a rajatabla la ley de causa-efecto. Es decir, todas las energías que enviemos al exterior, positivas o negativas, nos son devueltas a través de esta piedra. Por eso llevar ópalo o usarlo con fines curativos exige una gran responsabilidad para quien lo porta.


PeridotoPeridoto

Es la piedra natal alterna de agosto y la zodiacal alterna de Leo. También es conocido como olivina. Es un fortalecedor general. Más que el cuerpo físico ayuda a su tratamiento global, a nivel holístico. Limpia el subconsciente y alivia la depresión, aportando la claridad mental. Es útil para usar en meditación y visualización.


PerlaPerla

Es la piedra natal de junio y la zodiacal de Géminis. Al contrario que otras gemas que energetizan, la perla tiene un efecto tranquilizador y calmante. Atrae e inspira la cooperación, la lealtad y la justicia. Estas cualidades se transmiten más a la persona que la lleva que a las que están a su alrededor. Rechaza lo negativo y retiene lo positivo en la persona.


RubíRubí

Es la piedra natal de julio y la zodiacal de Cáncer. Pertenece a la familia del corindón. El rubí es desafiante por eso atrae a personas individualistas y con iniciativa propia, de voluntad férrea y muy originales. Es la maestra de las gemas a la hora de tratar enfermedades del sistema circulatorio y del corazón (ya sea físico o emocional). Ayuda en la recuperación de una vitalidad baja. Amplia la habilidad negociadora y la capacidad para tomar decisiones.


Calcedonia

Sardónice

Es la piedra natal de agosto y la zodiacal de Leo. Pertenece a la familia de los cuarzos calcedonia. Es la piedra de los analíticos, lógicos y amantes de los números. Alivia la pena, la depresión y la tristeza en general. Alivia igualmente, la ansiedad y el estrés. Da autoconfianza y fuerza.



TopacioTopacio

Es la piedra natal de noviembre y la zodiacal de Escorpio. Tiene la capacidad de regenerar los tejidos y se dice que meditar sobre ella ayuda a invertir el proceso de envejecimiento. Las vibraciones de esta gema son buenas para tratar la mala circulación, gota y otra enfermedades del sistema nervioso. Puede llevarse en cualquier parte del cuerpo.


TurmalinaTurmalina

Es la piedra natal alterna de octubre y la zodiacal alterna de Libra. No es una piedra a la que se le pueda tomar en broma. Actúa sobre los 7 chakras primarios. Afecta a las emociones y vibraciones.




TurquesaTurquesa

Es la piedra natal de diciembre y la zodiacal de Sagitario. Las distintas tonalidades que esta gema puede presentar entre el azul y el verde, la convierten en una poderosa sanadora. Fortalece toda la anatomía y sirve de ayuda en todas las enfermedades. Ayuda a alinear todos los chakras. Ayuda también en trastornos de la conducta alimentaria y a la desintoxicación de sustancias.


Zafiro

Zafiro

Es la piedra natal de septiembre y la zodiacal de Virgo. Tiene un gran poder curativo y ejerce una gran influencia sobre los chakras del plexo solar y la pituitaria. Limpia el aura y produce paz interior. Es una de las gemas más poderosas a nivel curativo. Actúa igualmente sobre el plano mental aliviando la depresión y es beneficiosa también para el sistema muscular.